El Blog de Darwin Social Noise.

03/02/20

Relajaelcoco. Design for the brave, never work for cowards.

Tras los primeros años de experiencias donde un joven tú suele decir que sí a casi todo, empiezas a madurar una visión distinta de lo que es un negocio creativo. Por mucho que hayas pensado que el cliente no siempre tiene la razón, el equilibrio entre pagar las facturas y hacer proyectos que molen de verdad, a veces es frágil y aceptas algunos compromisos que no deberías haber aceptado. 

Lo de decir que sí a todo puede ser el comportamiento más recurrente del creativo en España, para luego quejarse de que las cosas van mal o de ser un incomprendido. 

Tras mucho darle al tarro, en 2017, se nos ocurrió que no puedes diseñar para todo el mundo. No todo cliente o proyecto vale y, como creativo, si quieres placar esa voz interior que no te deja en paz, tienes que apostar por clientes valientes que sepan lanzarse a la piscina con cierto tipo de soluciones creativas. 

Nos dimos cuenta que lo primero es decidir alejarse de relaciones tóxicas o que no están llegando a ningún lado y empezar a conectar más con nuestras almas gemelas. En menos de un año, el porcentaje de clientes valientes había aumentado y, en 2019, el 90% de nuestras colaboraciones están hechas con gente que quiere apostar, que acepta el desafío y construye con nosotros una relación intensa, atípica y con sorpresas a lo largo del recorrido.

No siempre es fácil, ni es inmediato, requiere un análisis sensato de cómo atraer cierto tipo de partner que quiera entablar un diálogo basado en el entendimiento mutuo. Cuando consigues dar con la tecla adecuada y proponerte sin vender nada, se abren caminos interesantes. Cada cliente actual nos plantea un reto distinto y nuestro enfoque es analizar en detalle las variables y proponer algo inesperado que sea el resultado de nuestras conversaciones donde todo el mundo aporta. 

Además, hay personas que nos conocen profundamente y que crean vínculos nuevos entre Relajaelcoco y empresas que buscan un punto de vista distinto, más atrevido. Son amigos y al mismo tiempo embajadores de nuestra manera de ser, que saben exactamente con quién nos queremos juntar. 

Mirando atrás, es fácil contarlo, pero en su momento solo teníamos claro que era necesario consolidar un cambio de mentalidad. En casi tres años nuestro lema de Design for the brave, never work for cowards, se ha hecho realidad, porque cuando proyectas lo que eres y lo comunicas de la forma correcta, te acercas cada vez más a lo que estás deseando. 

A un paso de cumplir doce años de actividad con el estudio, nos hemos dado cuenta que cuando apartas las inseguridades y los miedos, eres más consciente de lo que eres, transmites otro tipo de actitud que empuja a las personas que se parecen a ti a encontrarte. 

Es un poco como ligar, puedes dejar que te entren todo el rato sabiendo que probablemente nunca harás un supermatch, o elegir tú con quién pasar un buen rato y empezar a buscar. 

Nuestra transformación ha generado un nuevo tipo de relaciones que ha ido mutando a través de conexiones emocionales intensas donde valientes, conocen a valientes. En este escenario, ya no importa si el proyecto es pequeño, mediano o grande, lo que importa es el reto que implica y construir algo juntos. 

En definitiva, lo más interesante es aliarse con valientes, aunque al principio pueda conllevar cierto tipo de riesgo. El valiente te respeta a priori y cree en tus capacidades. 

Sin comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.