El Blog de Darwin Social Noise.

24/08/15

¿Prestas atención a tus “redes sociales” en la vida real?

A lo largo de mi vida laboral he conocido muchos y distintos ambientes de trabajo y he podido experimentar el efecto que tienen sobre sus empleados. Hoy en día puedo afirmar que estos ejercen una influencia directa sobre el desempeño y compromiso de los mismos. Una persona que se encuentra feliz, retada y apreciada en su empresa puede lograr grandes cosas: es más productiva y quiere dar lo mejor de sí misma, pues sabe que su esfuerzo será reconocido. Además, afronta los retos como oportunidades de crecimiento y se siente parte de una familia que busca hacer crecer y sacar adelante.

También dentro de nuestro ambiente laboral creamos y utilizamos redes sociales. ¿Cuánta atención prestamos a nuestra comunidad interna? ¿A los “Likes”, los “Shares” y los “Comments” que damos y recibimos en la vida real? Estos pueden no ser tan estrictamente cuantificables como en una plataforma digital, pero su efecto es el mismo.

En una comunidad digital esta retroalimentación ayuda al community manager, a la persona, a conocerse mejor. De esta manera sabe qué es lo que funciona y lo que no, qué debe cambiar para mejorar y qué debe impulsar más por la buena respuesta que obtiene. Gestionando adecuadamente estos aspectos se crea una comunidad mayor, más sólida y más receptiva a los mensajes que se emiten. Lo mismo pasa en nuestra convivencia diaria y en el entorno que construimos.

La sensibilidad para compartir con una comunidad digital es la misma que desarrollamos con la comunidad con la que convivimos en la vida real. Hay que dar y recibir con empatía, así como escuchar las necesidades del medio para poder responder con los copies o con las palabras correctas.

Al final, el trabajo de un community manager es el de crear lazos para formar un todo mayor a la suma de sus partes. ¿Qué mejor que desarrollar estas habilidades fomentando una verdadera comunidad en nuestro equipo laboral?

Lo que vivimos día a día se permea a todo lo que hacemos y una unión creada por objetivos comunes, basada en la honestidad, el respeto, apoyo mutuo y ¿por qué no? el disfrute de nuestro día a día, es difícil de destruir y fácil de potenciar.

 

 

Sin comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.