El Blog de Darwin Social Noise.

21/10/16

Muk-bang, la nueva moda de comer en streaming

¿Qué pasa si juntas comida, personas y vídeo en tiempo real?

Si creías que lo habías visto todo después de conocer la moda del Food porn, donde los pecados capitales de la lujuria y la gula encontraban su máxima expresión, estabas muy equivocado. Llega Muk-bang (mezcla de las palabras coreanas comer –muk-ja– y retransmitir –bang-son-), o lo que es lo mismo, cómo ganar dinero comiendo delante de una cámara.

Una mesa repleta de comida, un ordenador, una webcam y mucha hambre son los únicos ingredientes necesarios del Muk-bang, la nueva moda que está causando verdadero furor en Corea del Sur.

Nuestros protagonistas son conocidos como ‘broadcasting jockeys’ o BJ, y cada día convocan a miles de personas frente a sus pantallas para engullir cantidades enormes de comida mientras sus fans lo ven en directo, en los canales de televisión o internet. El BJ interactúa, entre sorbos y resoplidos, con sus seguidores a lo largo de la sesión.

La comida siempre ha sido un buen reclamo para las cadenas de televisión. En España tenemos varios ejemplos: “MasterChef”, “Pesadilla en la cocina” y “Top Chef”. Pero en Muk-bang no son chefs, ni tampoco críticos gastronómicos; sólo aspirantes a estrellas de un nuevo fenómeno digital que desde Europa contemplamos algo perplejos.

socialnoise_sin-titulo

Los Bj’s más conocidos cuentan con miles de fans en las redes y llegan a ingresar en una semana más de 10.000 dólares. Una retribución que muchos ya quisiéramos ver en nuestra cuenta corriente.

Pero, ¿qué creéis que se compran nuestras superestrellas en sus menús diarios? ¿Verduras y lechuga? ¡Ja! Sus menús pueden llegar a contener dos pizzas medianas, treinta huevos, cinco paquetes de noodles… casi nada.

Entre los más conocidos están La Diva, o Benzz. Sus cuentas de YouTube pueden llegar a tener 900.000 suscriptores, cifra que muy pronto podría llegar a sobrepasar a esta otra: 21.065.932, número de seguidores de nuestro youtuber por excelencia, Rubius.

Parecería que esta nueva tendencia podría invitar a muchos surcoreanos a comer en exceso, sin embargo, si nos atenemos a la opinión del profesor Moon Shin-il de la universidad de Myongji, que atribuye este fenómeno a las ‘neuronas espejo’, responsables de la empatía; los espectadores del Muk-bang podrían quedar satisfechos con sólo observar a la otra persona comiendo.

Desde mi punto de vista, es una oportunidad para que muchas marcas vinculadas al mundo gastronómico asocien sus productos a estos youtubers. Todo un trampolín hacia el éxito.

¿Os imagináis a nuestros youtubers españoles haciendo Muk-bang? ¿Cuánto creéis que tardarán en sumarse a esta tendencia?

Sin comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *.